Año nuevo suerte nueva

by 12:26:00 0 críticos literarios

a veces hay que ordenar la información

Luego de haber trabajado arduamente en la confección del sitio web (que vendría a ser diferente de un blog) me doy cuenta de que necesito una mano con todo: con los libros, con la encuadernación, con los mails, con la corrección, con la maquetación. Por lo pronto, no hay colaboradores nuevos pero sí hay ganas de seguir haciendo. Entonces, vale enumerar algunas cuestiones en el famoso orden que compone al mundo: una de cal y una de arena.


  • Tardo en leer lo que llega.
Tenemos nuevo título: se llama Los Próceres y lo ha escrito el genial Diego Vigna
  • La Revolución del Amor está casi a punto caramelo pero no; todavía no empezó.
Se vienen clases gratuitas de encuadernación en la Feria del Libro.
  • Todavía no arrancamos con la plantación de árboles.
Volvió el ciclo Los Mudos; el lugar fijo donde podés encontrar libros funesianos.
  • No alcanza el tiempo para hacer los libros de la editorial Hekht, he prometido una fecha de entrega que no cumplí. Pasen y vean el sitio.
Hicimos un convenio con la editorial Hekht; le estamos encuadernando tres títulos (esta sinergia es, al mismo tiempo, una muy buena noticia).

Y algunas cosas más que por ahora mejor no revelar.
La editorial sigue trabajando. Usted ¿nos sigue leyendo?

*

Lucas Oliveira

Editor

Lucas Oliveira (1978), es editor de Funesiana, diseña libros electrónicos y en papel para distintos autores y proyectos editoriales. Publicó un libro de cuentos (Papel, Funesiana, 2006) y dos de poesía (Poesía para Gerentes, Funesiana, 2008 + Pura sangre busca establo, Funesiana, 2012), el ensayo “Conectados” (Editorial Kier, 2010) y participó de las antologías Buenos Aires. Escala 1:1 (Juan Terranova –comp.–, Entropía, 2007) 5 (El Quinteto de la Muerte, La Propia Cartonera, 2010, Uruguay), La fiesta de la narrativa (El Quinteto de la Muerte, Una ventana ediciones, 2010), Fixture, un picadito austral (Malaletra + Chuy, 2016). Es encuadernador artesanal y actor-guitarrista-futbolista frustrado. No quiere perder el rock.