Clases de encuadernación

by 13:29:00 2 críticos literarios
Cofradía profesional

Desde hace un tiempo que en esta editorial las clases de encuadernación son un bastión para fomentar la autoedición y autogestión. Seguimos dando y dando clases y cosiendo libros. Pero por suerte no somos los únicos. Tenemos varias propuestas para que aprendas acorde a tus posibilidades. De varios meses, de a sesiones espaciadas o por clases. Queda en vos recurrir a la "gestión" enviando un mail con tus posibilidades horarias y pretenciones. Aprender el oficio lleva un tiempito pero tenemos que reconocer que es muy divertido todo el tránsito hasta conseguir dominar mínimamente el arte, la técnica, el oficio. Y lo mejor es que depende de cada uno poder explorar o experimentar publicaciones y tipos de encuadernaciones que solo a vos se te pueden llegar a ocurrir.

Los horarios de la Funesiana:
  • de lunes, miércoles o viernes después de las 16 hs. Por 5 clases (todos los materiales incluidos) durante las cuales se enseñan 3 técnicas de encuadernación $150.- Informes: editorialfunesiana@gmail.com
Los horarios de la Candela Mirabella:
  • martes y jueves de 10 a 13 hs
    martes de 18 a 21 hs
    Av. Gaona 2065 depto "D"
  • sábados de 17 a 20 hs
    en Cobra - Libros (Aranguren 150)
  • contacto: cuelguecosido@gmail.com


*

Lucas Oliveira

Editor

Lucas Oliveira (1978), es editor de Funesiana, diseña libros electrónicos y en papel para distintos autores y proyectos editoriales. Publicó un libro de cuentos (Papel, Funesiana, 2006) y dos de poesía (Poesía para Gerentes, Funesiana, 2008 + Pura sangre busca establo, Funesiana, 2012), el ensayo “Conectados” (Editorial Kier, 2010) y participó de las antologías Buenos Aires. Escala 1:1 (Juan Terranova –comp.–, Entropía, 2007) 5 (El Quinteto de la Muerte, La Propia Cartonera, 2010, Uruguay), La fiesta de la narrativa (El Quinteto de la Muerte, Una ventana ediciones, 2010), Fixture, un picadito austral (Malaletra + Chuy, 2016). Es encuadernador artesanal y actor-guitarrista-futbolista frustrado. No quiere perder el rock.