Historia de la Editorial

by 21:58:00 1 críticos literarios
Un poco de historia para que no se olvide uno
de todos los que pasan y dan una regia mano


En el año 2006 tenía una idea y gracias a Juan Terranova la llevé a cabo. Se trataba de hacer libros de tapa dura, encuadernados a mano y de muy escasa tirada. Libros que se agoten en la misma presentación. Autores nuevos o en vista de serlo. Libros con punch, con garra. Así lo transmití y así lo entendió Juan que puso cerca de quinientos pesos para arrancar con una prensa y una primera impresión, la de Carlos Godoy y su Escolástica Peronista Ilustrada. En el medio aprendimos a manejar el In Design (que nos volvió locos) y a coser de la manera más rápida. Juan se encargaba de trabajar con los autores y yo me encargaba de trabajar con los libros. El sería acusado de autor intelectual y yo sería el autor material. De esa manera logramos sacar varios libros, Escolástica..., Grunge de Alfredo Jaramillo y luego San Francisco / Córdoba de Luciano Lamberti. También surgió la idea de hacer una antología de cuentos. En esa época los editores de grandes editoriales convocaban a escritores jóvenes para formar parte de diversas antologías, todas temáticas. Fútbol, Sexo, Delincuencia, Peronismo, Amor, Los años noventa, el mismo Juan antologó una sobre “los cien barrios porteños” para la Editorial Entropía y demás. A nosotros se nos ocurrió que podíamos invitar a los mismos autores, o alguno que no hubieran invitado a esa antología, con un texto que no fuera temático sino que lo representara en ese momento, del cual se podía sentir orgulloso. Algo bien serio que lo llenara de orgullo al autor. Así nació Autogol, título que se le escapó de los labios a Juan quién sabe de dónde.

En paralelo surge la confirmación de varios autores de Córdoba Buenos Aires Rosario (trabajo que fue hecho junto a Pedro Mairal como alma mater) por lo que decido incorporarlo al catálogo entre los otros títulos.

Un párrafo aparte merece la colección Choreos virtuales la cual nace de pura casualidad. En ella se publican libros exclusivamente a pedido. No se arman los libros antes de que algún cliente los pida. Tarda sus días en salir de la editorial pero son ejemplares que están diseñados y armados en calidad superior.

Termino de escribir Poesía para Gerentes y lo publico sin armar una presentación. A pesar de ello, vendo los cuarenta ejemplares que hago. Lo leo en varias lecturas y noto que ya no es necesario formar parte de las editoriales que esperan en los sótanos de las librerías. Que con cuarenta ejemplares el día de la presentación y en varias lecturas a posteriori (sabiendo que hay más de 40 ciclos literarios por mes en Buenos Aires, por lo menos en el año 2009) la tirada se agota en menos de un mes. Y que eso alcanza para obtener suficientes ganancias para pagar la tirada e imprimir otro título.

Juan empieza a publicar y escribir más seguido transformando su carrera en un sólido camino que, como siempre recomendaba para la editorial y para mi vida, avanza con paso de elefante: lento pero seguro, sin volver atrás.

El proyecto editorial se hace más conocido y surge la colección Capricho con un cuento de Sebastián Pandolfelli llamado Rocanrol. En una multitudinaria presentación agotamos toda la tirada y hacemos una veintena más que a la semana siguiente también agotamos. Para Capricho pienso varios autores de los cuales Alejandro Soifer es quién más cierra en tiempo y forma para publicar Fotos rotas. Por esta época ya estoy alquilando una habitación en una casa cultural por Parque Patricios y es donde instalo la guillotina, la prensa y las mesas de trabajo. Faltan pocos meses para que pueda comprar una computadora y una impresora láser.

En el esfuerzo por cumplir con todos los autores que envían su obra al mail de la editorial con intenciones de publicar por la Funesiana, se atrasan varios títulos: Autogol (la cual sale en agosto de 2009 y se agota en tres días –inapreciable ayuda de Loyds, uno de los autores, y Walter Lezcano, editor de Mancha de Aceite), Memoria Falsa de Ignacio Apolo e Historia de una chica que se enamoró de un pez de Daniela Pasik (el cual tiene dibujos de Paula Mariasch). La obra de Cecilia Eraso, su primer libro, sigue su curso y plutón canta toma su tiempo para publicarse. Lo mismo sucede con varios autores que hoy en día están trabajando su libro para tenerlo listo: Joaquín Linne, Laura Meradi, Valeria Tentoni, Lara Segade, Agustina Paz Frontera y Adrián Haidukowski.

Se presenta Historia de una chica que se enamoró de un pez de Daniela Pasik en el Centro Cultural Pachamama y casi agotamos toda la tirada. Hoy en día estamos a punto de hacer una nueva impresión porque el libro, además de adorable, es bastante elogiado.

Sucede un hecho curioso.

Daniela Pasik, así como todos los autores de la editorial, pasan varias tardes encuadernando y corrigiendo los libros en el taller de la editorial. Una de esas tardes y viendo que el proyecto no sólo funciona sino que además requiere de alguien más, me contacta con su hermana Lucía Pasik (música, artista plástica y performer). Lucía entiende el proyecto mejor que yo, aprende a encuadernar más rápido que yo y comienza a idear tapas para los anotadores tipo Moleskine que hacemos con mucho más vuelo del que yo le imprimía. Una incorporación oxigenante destinada a proyectar la editorial un escalón más arriba. Bajo su tutela se repiensa la tapa de Memoria Falsa la cual se presenta en el Centro Cultural Konex tiempo después. Si bien el libro no se agota en la presentación, vendemos media tirada mucho antes; cuando anunciamos la publicación del libro.

Junto a Lucía, como socia de la editorial, viajamos a Santiago del Estero, invitados por la Dirección de Cultura del Gobierno de la Provincia, a cargo de Juan Anselmo Leguizamón, para formar encuadernadores y editores independientes. Lo logramos aunque con mucho esfuerzo. Una semana después viajo a Córdoba a presentar la segunda edición de San Francisco / Córdoba incluye corrección y aumento de la cantidad de poemas. Se corrige y se aumenta Grunge el cual también será presentado a principios de 2010.

Estamos en el momento mismo en el que usted está leyendo. Y el balance no puede ser más que positivo, esperanzador y alegre. Vamos a seguir haciendo libros entre todos (los autores y yo) pero además vamos a tratar de fomentar un conjunto de editoriales que hagan sus libros a mano como hace Editorial Funesiana. Hay muchos planes para seguir adelante. La historia no termina acá.

Y lo mejor es que depende solo y exclusivamente de nosotros.


*

Lucas Oliveira

Editor

Lucas Oliveira (1978), es editor de Funesiana, diseña libros electrónicos y en papel para distintos autores y proyectos editoriales. Publicó un libro de cuentos (Papel, Funesiana, 2006) y dos de poesía (Poesía para Gerentes, Funesiana, 2008 + Pura sangre busca establo, Funesiana, 2012), el ensayo “Conectados” (Editorial Kier, 2010) y participó de las antologías Buenos Aires. Escala 1:1 (Juan Terranova –comp.–, Entropía, 2007) 5 (El Quinteto de la Muerte, La Propia Cartonera, 2010, Uruguay), La fiesta de la narrativa (El Quinteto de la Muerte, Una ventana ediciones, 2010), Fixture, un picadito austral (Malaletra + Chuy, 2016). Es encuadernador artesanal y actor-guitarrista-futbolista frustrado. No quiere perder el rock.