Nace un pirata

by 13:32:00 1 críticos literarios
En La Contrarreforma me invitaron. Me dijeron que podía participar con un texto, un cuento o una reflexión para el número 3 sobre Intelectuales entonces escribí Ob (Sessions), una mezcla rara y casi divertida de un pequeño camino entre varios posibles.

Cuando leí toda la revista me pareció genial. La revista virtual, digo. Y decidí hacerme un libro con mi cuento y toda la revista. Está hermoso. Es gordito. Y tiene un power tremendo. Soñando con que me la iba a pasar robando revistas virtuales a lo largo de la web me lo armé como si fuera un libro de esta editorial. Y, como corresponde, le también inventé una colección.
Con la # 3 de La Contrarreforma nació la colección Choreos virtuales.
Una colección que no existe, claramente. Son libros de un solo ejemplar. O dos, a lo sumo, si se lo regalo a mi viejo como venía pensando. Pero cosiendo y cosiendo se me ocurrieron posibles títulos de esta ficticia colección: algún número de la revista el interpretador (o directamente toda la sección narrativa de esa revista), alguno de la revista Planta, Consumidor final de Pedro Mairal, los ensayos de Agustín Valle y algún que otro etcétera que no se me ocurre ahora.

Tener mi propia biblioteca de libros escritos para internet. Libros escritos para un medio ajeno a Botnia. Libros que no se consiguen. Ahora se me ocurre descolgar de la web de Fogwill (o de Casas) algunos poemas.
Elegir, antologar, discriminar algunos cuentos.
Y ahí, en ese momento, surgió otro libro: las participaciones en la interné de mi amigo Federico Levín. Editarlo solo para mí llamó tanto mi atención que le dije, ché (así, con acento de esos que salen por la emoción de una buena idea) ¿por qué no te compilás tus participaciones a lo largo de la net y se la ofrecés a un gran editor? Te lo voy a hacer libro, así ves cómo lo pienso.

Y bueh. En eso estoy también.


*

Lucas Oliveira

Editor

Lucas Oliveira (1978), es editor de Funesiana, diseña libros electrónicos y en papel para distintos autores y proyectos editoriales. Publicó un libro de cuentos (Papel, Funesiana, 2006) y dos de poesía (Poesía para Gerentes, Funesiana, 2008 + Pura sangre busca establo, Funesiana, 2012), el ensayo “Conectados” (Editorial Kier, 2010) y participó de las antologías Buenos Aires. Escala 1:1 (Juan Terranova –comp.–, Entropía, 2007) 5 (El Quinteto de la Muerte, La Propia Cartonera, 2010, Uruguay), La fiesta de la narrativa (El Quinteto de la Muerte, Una ventana ediciones, 2010), Fixture, un picadito austral (Malaletra + Chuy, 2016). Es encuadernador artesanal y actor-guitarrista-futbolista frustrado. No quiere perder el rock.